jueves, 18 de abril de 2013

#18A



Los que llevan a cuestas su estupidez, van juntos con los que cuelgan su temor en el pecho para que no se los roben. Llevan sus cucharas y carteras afiladas, como sus labios gastados de tan poco amor. Los nostálgicos de la noche cansados de tanto día esperan el bondi que los lleve al Vaticano y piden nuevas piernas para el corredor, un tiempo compartido para la justicia. Una salida liberal y popular o una vida que contar con un odio bilingüe, un odio animal. Intentan romper a palazos esta construcción tan bella como imperfecta. Mientras en nosotros crece la certeza de saber que no lo van a lograr porque estamos ahí para hablar y decir que no, que esta vez no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada